Balance de Vida 4.0

Por: Valeria Cano

Consultor Sr.

valeria.cano@thinktalent.mx


En estos días, nuestro trabajo ocupa un lugar sumamente importante en nuestras vidas, tanto que cada vez es más común encontrarnos totalmente absortos en el, incluso cuando ya estamos fuera de horario laboral. El deseo de desarrollarnos profesionalmente es tal, que llegamos a olvidarnos de las otras esferas de nuestras vidas.


La tecnología nos ha permitido estar conectados 24/7 a nuestras actividades laborales y si a esto sumamos la situación actual de trabajo remoto, los límites se vuelven cada vez más borrosos, al grado que llegamos a olvidar el balance entre lo personal y laboral.


Cuando hablamos de Balance de vida, nos referimos al equilibrio en los diferentes aspectos de nuestra vida: Familia, trabajo, amigos, salud, etc. Mantener este equilibrio genera efectos positivos en la salud física, mental, social e incluso profesional: Un colaborador con balance de vida adecuado es capaz de desempeñarse efectivamente.


En el año 2000 el síndrome de Burnout (síndrome de desgaste profesional) fue declarado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un factor de riesgo laboral. Este síndrome puede afectar nuestra salud física y mental, además de que repercute de forma negativa en nuestras relaciones familiares y de pareja.


La fatiga física y emocional que produce lleva a descuidar, e incluso a abandonar, las tareas domésticas, la vinculación parental y la conexión con la pareja.


La mejor forma de evitar el Burnout es mantener un adecuado balance de vida.


Es importante entender que el balance de vida depende del individuo, no lo encontraremos por medio de la empresa o el esquema de trabajo. Es nuestro deber establecer límites y procurar nuestro propio bienestar.


Estas son algunas recomendaciones que nos ayudarán a mantener un balance de vida:

Establece horarios laborales, de ser posible apaga el teléfono cuando te encuentres en casa. Sabemos que un mensaje o correo electrónico nos puede reconectar con el trabajo de manera inmediata.

Haz ejercicio. El ejercicio no sólo nos mantiene sanos sino que nos ayuda a liberar estrés.

Encuentra un hobby, te ayudará a despejar la mente. Además cuando estamos haciendo algo que nos gusta, segregamos las llamadas “hormonas de la felicidad”

Reconcíliate con la idea de No hacer nada, es muy importante tener un tiempo de ocio.

Estar Aquí y Ahora. Cuando estés en horario laboral, dedícale toda tu atención al trabajo. Cuando estés con tu familia, no estés pensando en los pendientes de la oficina. Respeta el tiempo y el espacio de cada una de tus actividades.

Recuerda que está en tus manos alcanzar el equilibrio entre lo profesional y lo personal.



Valeria Cano

Consultor Sr. THINK TALENT

47 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo